El invierno ya no estaba ahí


La temperatura creciente acelera la espera, mientras el sol entibia el frío mar con arreboles y los acordes de tus manos caen sobre el atardecer. En un tiempo en que la lluvia marcaba el retorno a lo natural, apareció la figura de la que siempre quise escapar. Viajero constante que lleva consigo la mirada cargada de momentos opuestos,
espectro alternado con las luces repentinas que caen sobre la cortina de las noches que vendrían, sobre tu espada, sobre tus deseos ...los destellos inconfundible de pronunciar las palabras correctas, los abrazos perfectos, el calor de tu voz.

Diseñado alterno en un tiempo abstracto, en donde la realidad se dibujaba como nebulosas sobre mi mente se creó el día en que un mundo nuevo se conformó, como un sospechar antiguo escrito entre las paredes, el soplo orgásmico eterno entró en toda su conexión. El invierno ya no estaba ahí, se refugiaba lejos de donde se pudiera tocar, se refugiaba lejos de donde lo pudieran mirar. Tan transparente, tan transparente vestía de agua, se derramaba por la calle, se perdía por lo rincones, se bebía los demás charcos que rellenaban aquella oscura ciudad, por donde transitaba, por donde caminaba cada día sin todavía encontrar una razón para detenerse, por donde caminaba cada día sin aún poder verte completamente.

Así distante de la tierra tus palabras se escuchaban en mi mente, arraigándose a no desprenderse nunca más de mi… no hay descripción para momentos concretos, no hay colores para pintar los vacíos... así como no hay palabras para describir lo que siento… no hay instantes de desesperación, no equivalen las calmas a los estados estables, las moléculas se ordenan en la forma ascendente hacia tu voz, nublado por tu aroma, inundado por miradas… resonando en mi espalda, tu sonido me llamaba, en los impulsos me llevaba…  si no hubiera abrazado tu cuerpo, quizás hubiera muerto en un último intento. No quería más recuerdos, no quería sentimientos, pero tus ojos se convirtieron en la verdad de mis días eternos, desde siempre en aquel momento… El invierno ya no estaba ahí, pero tu vida no se desprendió de mi... te quiero mucho amor...para ti.



No se si se entiende lo que quise decir, ando esquiva con las palabras :(